fbpx

DE LA CAPITAL A CAPITAL AGENCIA DIGITAL

CapitalDigital

CapitalDigital

Fue en septiembre de 2017 cuando decidí terminar mi relación en una agencia de esas grandes; de esas transnacionales y con presencia en todo el mundo. La situación se había hecho insostenible y dije adiós de una vez por todas.

(Corte, una semana después llega el terremoto del 19 de septiembre a hacer de las suyas y yo no tengo ni trabajo, ni casa)

Así llegué a Puebla. Aventado por un terremoto y resguardado por una casita que hace unos años compré por acá. Pero lo que vengo a contarte es el cómo fue hacer la transición de las grandes agencias con sedes en cientos de ciudades, con clientes internacionales ganados por alineación o que son cabeza de región y en las que pasé casi 18 años de mi carrera publicitaria, a agencias locales, con clientes locales. Y no me mal entiendas porque no escribo desde el orgullo o la soberbia, nunca le he temido al trabajo duro en donde sea, ni perder mi título, ni a “meter las manitas”, hasta que salga cualquier chamba como debe ser.

Bueno, a lo que nos trajo este artículo. Hablemos de cómo he vivido pasar de las grandes ligas, a las ligas locales, porque déjame decirte que menores no son. Hay tanto trabajo como en cualquier agencia del mundo. (Neta)

¿Las cosas cambiaron? Sí y mucho. Para mí y para mi familia. He pasado por 4 agencias en Puebla y ha habido de todo, experiencias pésimas, malas, buenas y muy buenas como la que vivo hoy en día en Capital.

Pero ¿cuáles son las diferencias? Hay muchas y mencionaré solo algunas que para mí han sido importantes. Primero que nada, no se gana lo que en CDMX, pero también es cierto que la vida es más barata acá en Puebla, así que se puede, y eso está bueno. Otra cosa que para mí es una prestación, es que cualquier agencia por muy lejos que esté, te queda a máximo media hora, en CDMX eso no sucede a menos que vivas a unas cuadras o en el edificio sede del corporativo y eso sin duda alguna se traduce en una mejor calidad de vida. Unas cosas por otras. No vivir en el tráfico es una bendición, pero si eres de la “gran ciudad” no lo vas a entender hasta que lo vivas. Estamos demasiado acostumbrados y hasta tenemos el descaro de extrañarlo. (¡Fuck!)

Tengo que decirlo, el trabajo de acá sí es diferente. No es como en CDMX, en donde cada uno tiene una labor específica, acá todos hacemos de todo un poco. Le metes a todo.

Acá, a nadie le gusta hundirse hasta altas horas de la noche, a las 6 están todos listos para irse. Punto para Puebla. Y créeme me he topado con varios que hasta se indignan si hay que quedarse otro rato. (¡Ay mis vidas!)

Después está el salir temprano y tener un rato de vida después de la agencia, te acostumbras y eso está buenísimo.

Pasando al trabajo, no está tan fácil. En realidad ¿crees que existe un cliente fácil? ¡No!, claro que no. Los de acá también están bien cabrones. Acá en su mayoría no tratas con el CEO, tratas con el dueño de la empresa y en muchas ocasiones eso resulta mucho más complicado. Bien decía mi viejo amigo “Topo”: ¿Sabes cuál es el peor cliente mi Alan?, el que sigue. Y tiene razón.

Honestamente, nunca creí que la vida me traería hasta aquí. Hoy en día ya me siento mucho más enganchado en Puebla, y mal estaría si no. Ya no solo soy un creativo, hoy soy más cosas que jamás imaginé. Hoy soy un administrador, un supervisor y algo más. Mi ego de creativo ha sido vencido. Pero todo en esta vida es un reto y esos se hicieron para conquistarse. Así que en esas andamos conquistando nuevos retos, agradecido con la vida, con Dios, con Sandy y Oscar que más que mis empleadores, hoy son mis amigos.

Y voy con todo, vine a romperla así que quítate de enfrente Puebla.

Alan

Comparte este post:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Queremos ser parte de tu equipo

Platiquemos.

Seamos equipo, déjanos escuchar tus ideas para entender todas y cada una de tus dudas, estamos seguro que pronto seremos parte de tu equipo.